“Lo Que Yo Temía…”

Publicado: junio 17, 2010 en avivamiento, Biblia, cristianismo verdadero, cristiano, devocional, devocionales, fe, jesus de nazaret, job, libro de job, luz, temor

Es tan fácil al leer a Job y aún, con el resto de la Palabra de Dios, equivocarnos de punta a punta.

Es tan fácil pensar que el temor de Job fue un punto débil que de alguna manera atrajo su problema…
Es tan fácil decir: “Mira lo que pasa cuando tememos…”
Es tan fácil interpretar que su temor era temor al sufrimiento, al dolor…

Me pregunto…
Me pregunto si su temor no era el temor
A una prueba que él sabía que rebasaría los límites de su
experiencia, su fe y su entendimiento.
A una prueba que le llevaría a un terreno desconocido y sin poseer.
A enfrentar un mañana donde la porción de hoy no bastaría.

Cuán diferente de Job eran sus tres amigos…
Ellos Sabían
Ellos tenían las Respuestas
Ellos podían verlo todo tan claramente!

Vinieron a Job con sus teorías – un equivalete espiritual a “Dos más dos son cuatro” y “¿Por qué no te da a ti la suma?”

Y en todo y a través de todo Job estaba tan consciente del hecho que había algo que faltaba
Algo más que “dos más dos”
Algo que había que encontrar si iba a hallar sentido en todo eso…

Al mirar la historia de la iglesia el pueblo verdadero del Señor ha sido así.
No los fariseos con sus Respuestas y su Dogmatismo
Mas un pueblo Necesitado, buscando Respuestas que este pobre
mundo no conoce.

¿Cuánto del ambiente fariseico nos rodea?
“Cómo Orar…”
“Cómo traer Avivamiento…”
“Cómo Guerrear por el Reino…”
La iglesia tiene Amigos con todas las Respuestas – ¡Aún si tiene que hacer malabarismos con los números para que de la suma!
Hay Amigos que tratan de definir las Respuestas y luego hacer la suma al revés para darnos todos los componentes necesarios para el éxito.
Asi encontramos la “Respuesta” en
Escuelas cristianas
Esfuerzos misioneros y viajes de visita (cortos viajes misioneros)
Enseñanza del “cómo” de todo, desde el matrimonio hasta la música…
Lo que no podemos encontrar es la fuerza mística, espiritual y vivificante de Dios.

En algún lugar, entre los que se nombran con el Nombre de Dios, hay una banda gloriosa, maltrecha, rechazada y aun desconocida. Míralos…tambaleantes, inciertos, buscando, llorando, pero siempre avanzando y clamando una protesta contra el vacío de todo lo que este mundo estima de valor.

Qué vida es la de ellos mientras, con ojos lavados por sus lágrimas ven, cada vez con más claridad y cada vez con mayor iluminación, las revelaciones del Reino de Dios.

Qué destino es el de ellos, llegando al final de su viaje y avanzando por las Puertas…Transformados, brillando en la gloria de la Luz que los cubre… toda ceguera y sordera dejada atrás para siempre, mientras entran en la Tierra donde “las cosas viejas pasaron” y “todas son hechas nuevas.”

En el mundo de eterna luz recibirán la consolación de todo su trabajo y gozo por todo su dolor Quizás nunca hubo día en que haya habido más “Respuestas” – y menos Dios.
La necesidad de nuestra generación es llegar al lugar donde, como Job, “Ahora mis ojos Te ven…”
No necesitamos “ver” estas cosas ni aquellas…
Lo que necesitamos es que la Luz resplandeciente del cielo brille sobre todo el horizonte de nuestras vidas hasta que en Su Luz veamos la Luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s