Muéstrame un hombre en la Escritura que fue salvo y después se perdió… SEGUNDA PARTE

Publicado: septiembre 23, 2010 en ANTINOMIANISMO, Apologética, apostasia, arminiano, articulos, articulos de fe, atalaya, Biblia, defensa de la fe, denominacion, Dios, Discernimiento, EJEMPLOS BIBLICOS, escrituras., escudriñar, evangelio, falsas enseñanzas, falsos profetas., Iglesia, pastoras, pecado, seduccion

Judas Iscariote

En una ocasión, Judas Iscariote fue un apóstol (Mateo 10:2) y un discípulo de Cristo (Mateo 10:1). Sin embargo, Jesús infirió que él terminó en los tormentos del fuego eterno con las palabras:

… Pero ¡ay de aquel que lo traiciona! Más le valdría a ese hombre no haber nacido (Marcos 14:21, NVI).

[Es obvio, esto no puede estar implicando el Paraíso como lo menciona en Lucas 23:43 y 2 Corintios 12:4]. ¡Estas verdades sobre el Apóstol Judas pueden causar gran problema para los adeptos de SSS, porque claramente son una refutación de su doctrina por el Señor mismo!

Algunos tratan de escapar la fuerza de estos versículos combinados al decir que uno puede ser un discípulo de Cristo, como Judas, mas sin embargo nunca ser un seguidor real de Cristo:

Judas fue un discípulo, pero nunca fue un verdadero creyente.[16]

Sin embargo, los siguientes versículos muestran lo opuesto sobre el significado de discípulo:

Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo(Lucas 14:26,27, NVI).De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo (Lucas 14:33, NVI).

Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre (Mateo 12:49,50, VRV).

Judas Iscariote cumplió todas las condiciones del compromiso con Cristo, al igual que el resto de los Doce, ya que él también fue la misma clase de discípulo que ellos eran.

Otros dirán que Judas fue llamado un diablo[17] (Juan 6:70), un ladrón (Juan 12:6), y Satanás entró en él (Juan 13:27), entonces ¿cómo él pudo haber sido salvo? Tales personas pasan por alto la verdad que la condición espiritual de uno puede cambiar de la justicia a la maldad, como claramente vimos con Saúl, Salomón y el Hijo Pródigo. Sí, Judas fue salvo una vez, aunque él no fuera limpio poco antes de la traición (Juan 13:10,11). ¡Sin embargo, esto no significa que él nunca fuera salvo!Recuerde, Judas claramente fue el discípulo del Señor en el comienzo como ya fue demostrado.

Algunos también han confundido la verdad declarada en Juan 6:64 para querer decir que Judas nunca creyó, aun desde el principio. Sin embargo, no dice esto del todo. El verso lee:

Sin embargo, hay algunos de ustedes que no creen. Es que Jesús conocía desde el principio quiénes [plural] eran los que no creía y quién [singular] era el que iba a traicionarlo (NVI).

Hay dos grupos a los cuales se refiere aquí. Esto es evidente en el griego. ¡Uno es plural en la conjugación de que no creyó desde el principio y el otro es singular en la conjugación refiriéndose a Judas quien lo traicionaría! La traducción que Wuest presenta en Juan 6:64 es como sigue:

Pero hay algunos de ustedes que no creen. Porque Jesús mismo conoció desde el principio quienes eran los que no estaban creyendo, y quién era el que le traicionaría a Él.

Otro argumento que se presenta para decir que Judas nunca fue salvo, es que fue llamado el hijo de perdición (Juan 17:12, VRV). ¡Si esto es cierto, entonces debemos decir que el Apóstol Pedro tampoco fue salvo porque Jesús le llamó Satanás (Mateo 16:23)!

Matías fue el remplazo apostólico para Judas, según leemos:

Para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar (Hechos 1:25, VRV).

Note que el Apóstol Judas se alejó de su condición previa.

En Mateo 10, tenemos un número de instrucciones dadas por el Señor a todos los Doce, incluyendo a Judas. El verso 25 implica que Jesús era la cabeza de Judas y que Judas fue un miembro en la familia de Jesús! El verso 29 también declara a Dios como elPadre espiritual de Judas, en ese momento en el tiempo. Recibir a Judas, antes que él se alejara cuando todavía era un discípulo, era lo mismo que recibir a Jesús, verso 40. Cuando Judas fuera arrestado por predicar la palabra de Dios, él no tendría que preocuparse sobre lo que iba a decir o cómo contestar porque el Espíritu del Padre hablaría por él, verso 20. También, Judas era un siervo de Dios y Jesús era su Amo verso 24.

¡Si Judas nunca fue salvo entonces Jesús envió un hombre no salvo con el resto de los Doce, a predicar su evangelio, sanar a los leprosos y echar fuera demonios (Mateo 10:7, 8)! Marcos 3:14,15 declara que a los Doce, incluyendo Judas, les fue dada autoridad espiritual por Jesús para echar fuera demonios. ¿Le dará Jesús a un hombre no salvo el mismo tipo de autoridad espiritual junto a los apóstoles que sin lugar a duda eran salvos, para que de igual manera fuera su santo representante? ¡Nunca! Que una persona diga que Judas nunca fue salvo, es decir involuntariamente que Jesús escogió a un hijo del diablo para ser su santo representante, lo cual está en el límite de la blasfemia.

¡También, por favor note las grandes cualidades espirituales mencionadas en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:7-9 que tenía que cumplir un líder como Judas! De hecho, Judas ocupó el cargo más alto en la iglesia del Nuevo Testamento como apóstol (1 Corintios 12:28). Sería una violación a la Escritura que Jesús lo elevara a dicho cargo tan alto como apóstol, si nunca fue salvo.

Los maestros de SSS casi nunca usan su exaltado cargo eclesiástico de apóstol con Judas. ¿Puede usted recordar la última vez que escuchó a un maestro de SSS referirse al Traidor del Señor como el Apóstol Judas Iscariote que se convirtió en traidor o aun el Apóstol Judas?

Judas fue una vez un hombre salvo que predicó el Evangelio, sanó enfermos, lluego se desvió y terminó en el fuego eterno, luego de que traicionara a Jesús y se suicidara. En Juan 1712 leemos:

Mientras estaba con ellos, los protegía y los preservaba mediante el nombre que me diste, y ninguno se perdió sino aquel que nació para perderse, a fin de que se cumpliera la Escritura (NVI).

También, Juan 17:12 es similar a alguien que diga lo siguiente Aquí están las doce canicas que me diste. Ninguna se ha perdido excepto la canica verde. ¿Quiere decir esa aseveración que para empezar, nunca tuvo doce canicas? O, ¿puede querer decir que la canica verde (asemejándola a Judas) nunca estuvo en su posesión, aun desde el principio? ¡Por supuesto que no! ¿Por qué algunos leen la Escritura de esa manera? Si Judas nunca fue salvo, él no puede ser la excepción de los otros doce quienes se mantuvieron seguros y no se perdieron como le ocurrió a él.

Para finalizar, por favor note la conclusión obvia a la cual tenemos que llegar al comparar Juan 17:2 y Juan 17:12. Jesús dio vida eterna a todos los que el Padre le dio, verso 2. De forma clara, Judas está incluido en este grupo de recipientes, según muestra el verso 12. Por tanto, ¡Judas tuvo una vez vida eterna al igual que los otros Doce! Aun así, iba destinado a la destrucción después de su muerte. No había SSS para el Apóstol Judas.

De manera lógica, para probar que SSS es falso, sólo haría falta un ejemplo de alguna persona en la Escritura que recibiera vida espiritual mediante la salvación y luego la perdiera, o una enseñanza de la Escritura que declara la posibilidad de que ocurriera tal cosa. Como consecuencia, los defensores de SSS se quedan sin otra alternativa que la de insistir dogmáticamente que Judas nunca fue verdaderamente salvo para comenzar o pierden su creencia en SSS algo que muy pocos de ellos parece que están dispuestos a hacer.

A veces, se dicen cosas sobre este apóstol que obviamente no son de la Escritura:

Judas es un ejemplo principal de un creyente profesante que cayó en la apostasía absoluta. Por tres años él siguió al Señor con los otros discípulos. Él parecía ser uno de ellos. Se presume que él pensó de sí mismo como un creyente, al menos al principio. Es dudoso que se unió a la banda de Cristo con la intención de tornarse en contra de él. En algún punto en su vida, se tornó codicioso, pero difícilmente esto pudo haber sido su motivación en el principio; Jesús y sus discípulos nunca tuvieron nada de valor material (Mateo 8:20). Es aparente que Judas compartía inicialmente la esperanza por el reino de Cristo, y de manera similar creía que Jesús era el Mesías. Después de todo, también dejó todo para seguir al Señor. En la terminología moderna, él aceptó a Jesús.[18]

Como usted puede ver, ¡MacArthur declara que Judas se unió a la banda de Cristo, como si la banda apostólica existiera antes de que él apareciera en escena! En contraste, la Biblia informa lo siguiente sobre los Doce, incluyendo a Judas, que adquirieron el cargo de apóstol:

Al llegar la mañana, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los que nombró apóstoles Simón (a quien llamó Pedro), su hermano Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón al que llamaban el Zelote, Judas hijo de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor (Lucas 6:13-16).

La primera vez que oímos sobre Judas Iscariote, nos informan que él ya era discípulo del Señor. Aun más, fue llamado y escogido por Cristo mismo para ser un apóstol a la misma vez que los otros Doce. Vea también Juan 6:70. ¡Judas no se unió a la banda de Cristo que ya existía, porque ya era parte de ese grupo!

Aun así, mientras otros estaban convirtiéndose en apóstoles, Judas estaba convirtiéndose en una persona vil calladamente, una herramienta calculadora de Satanás. Cualquiera pareciera su carácter al principio, su fe no era real (Juan 13:10-11). El no fue regenerado, y su corazón se endureció gradualmente de tal manera que vino a convertirse en un hombre traidor que vendió al Salvador por un puñado de monedas. Al final, él estaba tan preparado para hacer la oferta a Satanás que el diablo mismo poseyó a Judas (Juan 13:27)[19].

De manera errónea también, MacArthur tiene a los Doce, esto es sin Judas Iscariote, desarrollándose para ser apóstoles; ¡en vez de que sean convertidos en apóstoles instantáneamente por Cristo mismo! Judas también era de este grupo escogido sobre los otros discípulos del Señor quienes estaban presentes cuando él escogió sólo a los Doce sobre sus apóstoles. Este hecho sobre el apostolado instantáneo se demuestra también en otro lugar en las Escrituras y es confirmado por el origen del apostolado de Pablo (Romanos 11). ¡Según MacArthur enseña, uno nunca se desarrolla en un apóstol!

Judas se convirtió en un traidor (Lucas 6:16, NVI). La palabra convertirse sugiere en Judas un cambio para lo peor que ocurrió alguna vez después de que fue escogido como discípulo por Cristo para ser su apóstol, o mensajero especial. En otras palabras, Judas fue de discípulo de Cristo a apóstol de Cristo a traidor. O podemos decir que fue una vez un discípulo de Cristo elevado a apóstol, que más tarde se convirtió en traidor, según las palabras de la Escritura.

De cualquier manera, la condición espiritual del Apóstol Judas Iscariote fue en retroceso hasta traicionar a Cristo por treinta piezas de plata, cometer suicidio (autoasesinato) y luego fue a la destrucción. ¡Qué cosa tan impresionante para contemplar!

Aun más, Jesús cita del Salmo 41 y se lo atribuye a Judas en Juan 13:18b. Ese verso completo del Salmo 41 es:

Hasta mi mejor amigo, en quien yo confiaba y que compartía el pan conmigo, me ha puesto la (v. 9, NVI).

¡Judas fue una vez un amigo cercano de Jesús en quien él confiaba! Ya que Jesús sabía lo que había en el hombre (Juan 2:25), esto es, en su corazón, ¿cómo entonces podía confiar en Judas en los primeros días de su compañerismo si Judas nunca fue salvo? Además, Salmos 41:9 declara que Judas fue al mismo tiempo amigo cercano de Jesús. ¿Podía ser eso posible si él nunca fue salvo?

MacArthur también hace la declaracion de que su fe nunca fue verdadera en referencia a Judas, basado en Juan 13:10,11 donde leemos:

Jesús le dijo El que está lavado, no necesita lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo No estáis limpios todos (VRV).

MacArthur lee en esos versículos mientras tiene sus espejuelos de SSS y ve que Judas no estaba limpio en contraste con los otros discípulos. ¿Pero quiere eso decir que Judas nunca estuvo limpio? Simplemente dice, en ese punto en el tiempo, que Judas no estaba limpio en ese momento. Recuerde, en el principio él era un discípulo seleccionado, para ser apóstol, así que él tenía que estar limpio en el principio. ¡Por tanto, MacArthur trata de hacer que Juan 13:10,11 diga que Judas no tenía una fe verdadera, sin tener una base sólida de las Escrituras para decir tal cosa!

Hay que hacer un punto final uno hipotético. Digamos que los defensores de SSS están en lo correcto en que Judas nunca fue salvo en algún momento. Esto en sí mismo no probaría que SSS estaba en lo cierto. ¡Sólo probaría que Judas no puede ser citado como evidencia en contra de SSS! Para desaprobar a SSS sólo se necesita un solo ejemplo de la Escritura sobre una persona que fue salva y luego se perdió, sea esta persona Judas, Saúl, Salomón, el Pródigo o cualquier otro. De igual manera, SSS se desaprueba si la Escritura pudiera en alguna forma declarar la posibilidad de tal ocurrencia. Así que el ejemplo de Judas realmente no necesita ser desaprobado por SSS.

Simón

Simón, quien una vez practicaba la hechicería en una ciudad de Samaria (Hechos 8:5-9), fue influenciado espiritualmente por Felipe, el evangelista, pero más tarde necesitó arrepentirse porque su corazón no era correcto. Pero, ¿alguna vez él fue salvo? ¡Sí, de acuerdo al verso 13!

Simón mismo también creyó, y siendo bautizado estuvo firme con Felipe. Y viendo los milagros y obra de poder que ocurría, estaba asombrado (Traducido de Green).

Es ahí que nosotros sabemos que Simón mismo también creyó. El verso no dice parece que creyó. ¡Esto debe contestar la pregunta de una vez y para siempre! Él creyó como otros en la ciudad quienes creyeron y fueron bautizados, verso 12.

Simón recibió el bautismo Cristiano, así como el Eunuco calificó para el bautismo después que él también creyó (Hechos 8:34-39). Recuerde, uno puede creer por un tiempo y rápidamente caer debido a la persecución (Lucas 8:13). Aunque la persecución no está siquiera implicada en la corta caminata que tuvo Simón con el Señor, de igual manera creyó, luego necesitó el arrepentimiento del pecado (v. 23).

La VRV dice en Hechos 8:18-23 como sigue:

Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.

Cuando una persona está en el yugo de la iniquidad se demuestra que es un esclavo del pecado y está bajo el control de la naturaleza pecaminosa. Esto significa que no es salvo (Romanos 8:13; Gálatas 5:19-21,24; 6:8-10).

Pedro también dijo que su corazón no era correcto ante los ojos de Dios en ese punto. Él y su dinero perecerían (apoleia) juntos a menos que se arrepintiera de su maldad. Todo esto unido muestra su condición espiritual después que él creyó (v. 13).

Himeneo y Fileto

Himeneo y Fileto fueron maestros apóstatas del primer siglo, que divulgaron un mensaje espiritual venenoso.

Y sus enseñanzas se extienden como gangrena. Entre ellos están Himeneo y Fileto, que se han desviado de la verdad. Andan diciendo que la resurrección ya tuvo lugar, y así trastornan la fe de algunos (2 Timoteo 2:17-18 NVI).

Note que dice, ellos se han desviado de la verdad. ¡Uno no puede desviarse de la verdad a menos que primero esté en la verdad, lo cual es una descripción de Jesús (Juan 14:6)!

Aunque ésta es la única vez que leemos sobre Fileto en todo el Nuevo Testamento, quizás tengamos un poco más de información sobre su compañero, Himeneo. En 1 Timoteo 1:19,20, Himeneo (si es la misma persona) se menciona como una persona quenaufragó en su fe. Esto se cita como una advertencia a Timoteo para mantener la fe y una buena conciencia lo cual Himeneo (y Alejandro) no hicieron. Esto demuestra que ellos fueron salvos una vez, tanto así como lo fue Timoteo, cuando recibió su palabra de advertencia de Pablo. En otras palabras, ¡la misma cosa desastrosa que le ocurrió a Himeneo y Alejandro puede ocurrir potencialmente a Timoteo a pesar del sello del Espíritu Santo y del poder guardador de Dios! De acuerdo a la enseñanza de la verdadera gracia hay libre albedrío y responsabilidad humana (manteniendo la fe y una buena conciencia) que cuidarían a Timoteo de este tipo de desastre espiritual.

Cristianos Sin Nombre Destruidos por Falsas Enseñanzas

Continuando con Timoteo 2:17,18, ¡Himeneo y Fileto estaban destruyendo la fe de gente Cristiana sin nombre que Pablo conocía por sus enseñanzas sobre la resurrección! Los que fueron afectados adversamente por sus enseñanzas eran claramente Cristianos, ¡porque su fe fue destruida! Ciertas falsas doctrinas, si se creen, pueden hacer esto a los verdaderos Cristianos. El pecado, por tanto, no es la única manera para negar la salvación de una persona.

Muchos Discípulos Sin Nombre

Muchos discípulos sin nombre de Juan 6:66 dejaron de seguir a Jesús y por tanto se fueron al fuego eterno. Ese verso es claro y no necesita comentarios adicionales.

Desde entonces muchos de sus discípulos le volvieron la espalda y ya no andaban con él (NVI).

Recuerde Lucas 14:27,33 y Mateo 12:49,50 para comprender su compromiso previo con Jesús.

La posición de SSS de que un reincidente siempre retornará al Señor es obviamente refutada por Juan 6:66. Aun más, el Rey Saúl, Salomón y Judas Iscariote todos se alejaron y claramente nunca retornaron al Señor. Con esto en mente, ¿cómo contestamos el argumento de SSS de Mateo 18:12-14 de que ninguna de las ovejas de Cristo que se desviaron murieron al final? El verso 13 lee:

Y si llega a encontrarla, les aseguro que se pondrá más feliz por esa sola oveja que por las noventa y nueve que no se extraviaron (NVI).

Este verso califica la posición de SSS al declarar Si llega a encontrarla. Por lo tanto, ¡existe la posibilidad de que no seamos devueltos al lugar de origen y esto está condicionado a que alguien nos encuentre! Para finalizar, si interpretamos la Escritura con Escritura, esta es la única conclusión a la cual podemos llegar lógicamente, especialmente con Juan 666 en mente.

Algunas Viudas Jóvenes Cristianas

¡Algunas viudas jóvenes cristianas se apartaron de Jesús y comenzaron a seguir a Satanás!

Por eso exhorto a las viudas jóvenes a que se casen y tengan hijos, y a que lleven bien su hogar y no den lugar a las críticas del enemigo. Y es que algunas ya se han descarriado para seguir a Satanás (1 Timoteo 5:14, 15).

¡Nosotros no podemos apartarnos para seguir a Satanás a menos que nosotros sigamos alguna otra persona en primer lugar! Ya que sólo hay otra posibilidad, ellos debieron estar siguiendo a Jesús antes de que se apartaran para comenzar a seguir a Satanás! El verso 11 verifica esto:

… porque cuando sus pasiones las aleja de Cristo … (NVI).

Es claro, está señalado que ellos primero tenían una verdadera dedicación a Cristo, la cual finalizó. Luego comenzaron a seguir a Satanás. Los verdaderos Cristianos no pueden permitir que su naturaleza pecaminosa tome control, que fue lo que ocurrió con estas mujeres. Romanos 8:5,6 es especialmente informativo sobre la manera en que esto puede ocurrir:

Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu. La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz (NVI).

Sólo hay dos tipos de persona en el mundo. Pablo las describe a ambas y declara por qué viven en la manera en que lo hacen. Note la importancia de de nuestra vida de pensamiento de acuerdo a cómo la vivimos. Por favor, compare esto con Colosenses 3:1, 2.

En contraste con Pablo y su entendimiento de la gracia, muchos defensores de SSS si hubieran estado presentes entonces, hubieran sido forzados a comentar sobre esas viudas que para comenzar, ¡nunca fueron salvas realmente! Esto refleja cuán diferente los tiempos de antes son de los de ahora.

Algunos Cristianos Ansiosos por Dinero

Algunos cristianos ansiosos por dinero se han desviado de la fe Cristiana. Pablo escribió:

Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores (1 Timoteo 6:8-10, NVI).

Por favor note la palabra destrucción. La misma palabra griega (apopleia) según se encuentra aquí en el verso 9 es también usada en Mateo 7:13 e interpretada destrucción, lo cual claramente se refiere al fuego eterno:

… Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella (NIV).

La gente Cristiana que quiere riquezas materiales puede ir de la tentación por tales deseos dañinos a su propia destrucción espiritual, de acuerdo a Pablo. ¡Vaya! Qué golpe es esto para mucha de la enseñanza de nuestros días.

Esta sección del Santo Mandato es especialmente relevante en los Estados Unidos hoy, con su pecado rampante de avaricia, esto es, un deseo cada vez mayor de tener más. Sólo Dios sabe cuántos cristianos se han alejado de su fe en nuestra generación, volviendo a la oscuridad y a una mente dominada por cosas terrenales y deseos pecaminosos.

El engaño de las riquezas se asemeja a las espinas en el suelo de nuestro corazón, lo cual puede tener una influencia mortal en nuestra productividad (Marcos 4:18,19).

Todos nosotros debemos considerar por largo tiempo lo que Jesús dijo sobre el rico:

En realidad, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios (Lucas 18:25, NIV).

Cuídense de cualesquiera maestros religiosos que enfatizan en las posesiones materiales y las riquezas, aun si ellos son extremadamente populares.

Hebreos 13:5 ordena:

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tiene … (NVI).

Una buena oración que todos debemos hacer sobre las posesiones temporales se encuentra en Proverbios 30:8,9:

… no me des pobreza ni riquezas sino sólo el pan de cada día. Porque teniendo mucho, podría desconocerte, y decir Y quién es el Señor? Y teniendo poco, podría llegar a robar y deshonrar así el nombre de mi Dios (NVI).

Lector, ¿tiene usted el corazón para hacer esta oración con sinceridad? Si no, ¿por qué no?

Cristianos Sin Fruto

Los Cristianos sin fruto están en el peligro más grande que existe en el universo. A menos que se arrepientan y den fruto, ¡ellos serán separados de Cristo y serán lanzados al fuego y se quemarán, de acuerdo a Jesús! ¡Qué golpe debe ser escuchar aseveraciones como ésta, pero Jesús enseñó esta verdad más de una vez!

En Juan 15:2, Jesús enseñó sobre el Padre:

Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.

Note cómo el Padre quiere fruto. Pero, ¿qué ocurre a la gente que no permanece en Cristo, es decir las ramas que son cortadas porque no dan fruto? El verso 6 ofrece la respuesta:

El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman (NVI).

Recuerde, Jesús enseñó en Juan 15:1-10 que hay dos tipos de Cristianos los que permanecen en él y dan fruto y aquellos que no permanecen (los que no dan fruto) y terminan en el fuego! Aunque la forma moderada de SSS enseña que un Cristiano real tiene que permanecer; ¡el Señor ha enseñado de otra manera!

Hay otras versiones en la Biblia que usan la palabra morar en vez de permanecer en este pasaje. El lector debe estar consciente que el significado griego de morar es permanecer:

morar, continuar, habitar en, soportar, estar presente, permanecer, sostener, esperar por uno mismo.[20]

De manera similar, en Mateo 25:14-30 nosotros leemos la Parábola de los Talentos. El sirviente del Amo a quien se le encargó un talento nunca perdió ese talento, pero ganó absolutamente nada. Su Amo regresó de su travesía y lo llamó a cuentas. Entonces, el Amo de ese sirviente le dijo:

Y a ese siervo inútil échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes (v. 30, NVI).

De manera similar, en Lucas 13:6-9, Jesús enseñó sobre un árbol de fruta que no estaba dando fruto. El amo de la viña fue a él durante tres años sin encontrar fruto alguno. Le sería dado sólo un año más para dar fruto con atención especial excavó alrededor y lo fertilizó ¡si permanecía sin fruto, entonces lo cortaría (o mataría)! No dar fruto tiene como resultado que la vida se acabe.

(Toda esta información sobre el Cristiano que no da fruto puede aplicarse también a la persona Tipo C en la Parábola del Sembrador).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s