El Sirviente Que Reincide en Lucas 12

El sirviente que reincide al punto en donde comienza a azotar a otros y emborracharse es otra ocasión en que SSS refuta la Escritura. Lea Lucas 12:45,46. Note que él comenzó a cometer actos malvados según ponderaba el largo tiempo en que tardaba el Amo en regresar. ¿Estaba este sirviente incondicionalmente seguro por la eternidad? ¡No, de acuerdo a Jesús! El verso 46 lee:

Vendrá el Señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles (VRV).

Y le pondrá con los infieles claramente demuestra ser el lago feroz de azufre ardiente, de acuerdo a Revelación 21:8. Además, ningún borracho sin arrepentirse, como ese siervo, heredará el reino de Dios, 1 Corintios 6:9, Gálatas 5:15-21. Esto es verdad aun si él fue un sirviente infiel. Por tanto, ¡es imposible ser un borracho y un Cristiano a la misma vez, en contraste con lo que algunos creen!

El Tibio Impenitente

Los tibios impenitentes, tan rampantes en nuestros días, reciben una advertencia directa del Señor mismo. Cuando Jesús se dirigió a este asunto en Revelación 3:14-22, esos Cristianos tibios todavía eran salvos en ese momento. Sin embargo, tales personas serían reprendidas y disciplinadas por Dios a menos que se arrepintieran. Si después de esto, todavía rehusaban cambiar, ¡entonces Jesús los escupiría de su boca! En otras palabras, ellos no estarían más en el cuerpo de Cristo.

Uno debe sobreponerse a la tibieza que resulta de las luchas de la vida, decepciones y problemas, que suceden aun a las personas devotas, para tener el derecho de sentarse con Jesús en su trono, verso 21. Jesús mismo declaró esto.

El Implacable de Corazón

El implacable de corazón anulará su propio perdón de acuerdo a la última autoridad ¡el Señor Jesús (Mateo 18:21-35)! Aun más, el perdón de nuestros pecados por el Padre está condicionado a que nosotros perdonemos a aquellos que han pecado contra nosotros. Jesús enseñó:

Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas (NVI).

Esto sólo puede referirse a los salvos, porque los no salvos tienen al diablo como su padre espiritual (Juan 8:44), ¡ y él no puede perdonar nuestros pecados!

Además, en otra ocasión Jesús elaboró sobre este importante tema de perdonar a los demás cuando Pedro le preguntó sobre el número de veces que él debía perdonar al hermano que pecaba contra él (Mateo 18:21-35). En otro lugar la Escritura reitera los peligros del odio y la amargura. Gálatas 5:15 y Hebreos 12:15, respectivamente, leen:

Pero si siguen mordiéndose y devorándose, tengan cuidado, no sea que acaben por destruirse unos a otros (NVI).

Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos (NVI).

Parece que aquí se implica el no perdonar, el odio y la amargura, así como otras obras de la naturaleza pecaminosa.

El Cristiano Débil de Corintios 8

1 Corintios 8:10,11 lee:

Porque si alguien de conciencia débil te ve a ti, que tienes este conocimiento, comer en el templo de un ídolo, ¿no se sentirá animado a comer lo que ha sido sacrificado a los ídolos? Entonces ese hermano débil, por quien Cristo murió se perderá a causa de tu conocimiento (NVI).

Siendo consistente con SSS, Harold Baker cita su interpretación del verso 11:

1 Corintios 8:12-13 explica lo que se quiere decir en 1 Corintios 8:11. La “conciencia débil” del hermano es “herida” y él incurrirá en una “ofensa.” No dice que él se perdió.[21]

La misma palabra griega apolluni traducida aquí como destruido es traducida en algunas versiones de Juan 3:16 como perecer y perdido en Lucas 15:24. El griego permite que el verso 11 sea usado como una refutación a SSS.

A propósito, el Cristiano era débil porque él no tenía conocimiento de que podía comer ciertos tipos de alimento.

El Recién Convertido Que Es Potencialmente Un Líder Espiritual

1 Timoteo 3 cita numerosas condiciones para un posible líder. En el verso 6 leemos:

No debe ser un recién convertido, no sea que se vuelva presuntuoso y caiga en la misma condenación en que cayó el diablo (NVI).

Sin lugar a dudas, Pablo sólo puede estar refiriéndose aquí a los Cristianos verdaderos, porque los tales son los únicos que pueden calificar para ser líderes.

También es aparente que el pecado del orgullo en el corazón de un Cristiano puede llevar a su muerte espiritual. Compárelo con Marcos 7:22,23. Aun más, ¡no debe haber pregunta alguna en cuanto a que Pablo conocía que esa posibilidad existía para los Cristianos verdaderos y les enseñó a los demás a tomarla seriamente!

Aun más, está claro en las Escrituras que el juicio o la condenación[22] del diablo es fuego eterno. Mateo 25:41 lee:

Luego dirá a los que están a su izquierda Aparténse de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles (NVI).

También, ¡Revelación 20:10 declara que el diablo terminará finalmente en el lago de fuego y será atormentado por siempre allí! Otra vez vemos que Pablo no era un proponente de SSS para escribir sobre esta posibilidad para un nuevo convertido (1 Timoteo 3:6).

SSS Ha Sido Refutado En Las Escrituras

Estos dieciocho ejemplos listados no tan sólo demuestran la intensidad de nuestra guerra espiritual pero también refutan a SSS, ya que la Escritura enseña que una persona verdaderamente salva puede luego convertirse en una muerta espiritualmente según lo era antes de su salvación inicial.

El defensor de SSS que lea este libro en un esfuerzo por refutarlo tendrá que explicar todos los dieciocho ejemplos previamente citados de gente específica y tipos de gente que totalmente y finalmente cayeron fuera de la fe para nunca regresar o perdieron su salvación temporeramente por alguna razón. Si sólo uno de los dieciocho casos previos no se puede explicar, entonces OSAS ha sido refutado exitosamente con la Escritura, porque si esa única persona mencionada no continuó con su salvación, ¡entonces la seguridad del creyente tiene que ser condicional!

Para finalizar, cada Escritura citada individualmente como un texto de comprobación para SSS ha sido también neutralizada con estos dieciocho ejemplos. Por ejemplo, si el sello del Espíritu Santo no mantuvo a estos creyentes salvos, ¿por qué nosotros creemos que nos mantendrá a nosotros salvos incondicionalmente? Si en alguna manera estos hijos de Dios perdieron su relación con el Padre, entonces eso nos puede ocurrir a nosotros también. Si en alguna manera la disciplina de Dios hacia el hijo desobediente no resultó en que él se arrepintiera antes de su muerte espiritual, ¡entonces puede que tampoco obre para nosotros! De hecho, sin excepción, cada uno de los argumentos presentados para enseñar o defender a SSS ha sido reducido por estos ejemplos a una charla insignificante y a las tradiciones de hombres.

A pesar de todas las Escrituras citadas claramente en este capítulo, las cuales prueban una seguridad condicionada, siempre habrá alguien que esté de acuerdo con Chafer como Ankenberg y Weldon:

Nosotros estamos de acuerdo con teólogos como Lewis Sperry Chafer, quien, después de examinar los llamados pasajes problemáticos, concluye que no hay Escritura, cuando se divide justamente y se relaciona al testimonio completo de Dios, que enseñe que un Cristiano puede perderse. Tampoco hay un ejemplo como tal en la Biblia. De todos los incidentes y parábolas, ninguno puede arreglarse para enseñar la pérdida de la salvación.[23]

La Explicación de 1 Juan 2:19

Uno también tiene que interpretar 1 Juan 2:19 con estos dieciocho ejemplos de la Escritura en mente:

Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros (VRV).

Juan no puede estar diciendo aquí que una persona salvada puede apartarse de Dios, ya que hay numerosos pasajes claros que enseñan lo contrario, tales como los que usted ya leyó. (Esto es lo que este verso no está diciendo; dentro de poco estaremos mirando al contexto inmediato para ver lo que está diciendo).

El defensor de SSS, que hace énfasis en 1 Juan 2:19, está errado si cree que uno no puede estar seguro que otro es algo más que un Cristiano declarado, ya que sólo Dios puede ver su corazón. Esta conclusión de SSS es en parte cierta y en parte falsa. (Al natural, nosotros no podemos ver las raíces de un árbol de fruta, ¡pero podemos examinar la fruta para determinar cuán saludables son las raíces que no se ven!) De acuerdo a la Escritura, si bien es cierto que sólo Dios puede ver el corazón, ¡Bernabé vio evidencia clara y observable que la gracia de Dios trajo salvación a Antioquía (Hechos 11:23)! Algunas de las evidencias que se encuentran en la Escritura en cuanto a esto son: El mundo le odia a usted (Juan 15:19), y piense que la separación suya de la conducta de ellos es algo extraño al punto que le colman a usted con abusos (1 Pedro 4:4), etc.

La verdadera conversión a Cristo significa estar avergonzado de su pasada vida de pecado (Romanos 6:21) y probar que usted se arrepiente de sus actos (Hechos 26:20). Es cierto, estos y otros factores, como arriesgar la vida por el nombre de Jesús (Hechos 15:26), causaron que la iglesia primitiva concluyera correctamente que Pablo definitivamente fue salvo, aun cuando una vez odió a los Cristianos y trató de destruir la iglesia mediante persecución.

Además, Pablo sabía que Timoteo y Tito definitivamente fueron salvos (2 Timoteo 1:9, Tito 3:5). ¡Él también creyó que los “colaboradores fieles” podían identificar a aquellos cuyos nombres estaban en el libro de la vida (Filipenses 4:30)! Quizás la prueba más clara de la salvación es Juan 8:36:

Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres (NVI).

El contexto sostiene que Jesús está hablando de la liberación de la esclavitud al pecado (v. 34). Esto es exactamente lo que ocurrió en Corinto. Antes de su salvación, algunos en esta ciudad griega estaban en inmoralidad sexual, idolatría, adulterio, homosexualidad, hurtos, avaricia, borracheras, difamación y estafas. Esto se demuestra claramente en 1 Corintios 6:11:

Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido justificado en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de Dios (VRV).

Debido a que la gracia de Dios tocó sus vidas, hay un descanso, obvio y observable de este tipo de conducta! Esto también explica lo que no significa ser un Cristiano carnal (1 Corintios 3:3, VRV). Es claro en 1 Corintios 6:11, la Cristiandad carnal no permite los tipos de pecado citados en los dos versos previos que excluyen a cualquiera del reino de Dios.

Para aprender más de lo que 1 Juan 2:19 está diciendo, tenemos que examinar más de cerca:

(1) El contexto inmediato (1 Juan 2:18-29); e

(2) Interpretar esta Escritura a la luz de otra Escritura relevante, lo que ya se ha hecho.

El contexto inmediato muestra que los falsos maestros (agnósticos), a quienes Juan llama anticristo (v. 18) estaban enseñando al grupo de Cristianos a quienes Juan estaba escribiendo que Jesús no es el Cristo (v. 22). Juan escribió que tales maestros estaban tratando de engañarlos a ellos (v. 26) para hacerles creer su mentira sobre la identidad del Señor. Juan expresa su preocupación divina relacionada con la verdadera identidad de Jesucristo que permanecía en esos Cristianos, de manera que ellos a su vez continuaran en Cristo y en el Padre y recibieran la promesa de vida eterna:

Permanezca en ustedes lo que han oído desde el principio, y así ustedes permanecerán también en el Hijo y en el Padre. Ésta es la promesa que él nos dio; la vida eterna (1 Juan 2:24, 25, NVI).

Los apóstoles y [profetas] son la fundación en la cual se construye la iglesia (Efesios 2:20). Aun más, en la iglesia primitiva se dedicaban ellos mismos a las enseñanzas de los apóstoles (Hechos 2:42). Los falsos maestros que Juan designó como anticristoaparentemente conocían estas cosas y estaban clamando por ser apóstoles de Cristo también, para tener más influencia sobre la gente. [Pablo también batalló con falsos apóstoles, 2 Corintios 1113]. Esta es la manera en la cual el pronombre ellos en 1 Juan 2:19 debe entenderse. En otras palabras, nosotros debemos interpretar 1 Juan 2:19 como sigue:

Ellos [anticristos y falsos apóstoles] salieron de nosotros [verdaderos apóstoles enseñando a otros según iban], pero ellos realmente no pertenecían a nosotros [verdaderos apóstoles]. Porque si ellos [falsos apóstoles] hubieran pertenecido a nosotros [verdaderos apóstoles], ellos [falsos apóstoles] hubieran permanecido con nosotros [esto es, permanecido enseñando la simple verdad ellos negaron sobre Jesús siendo el Cristo y no se hubieran separado de nosotros para comenzar su propio grupo separado; pero hubieran permanecido]; pero su salida [para enseñar sus mentiras] demostró que ninguno de ellos [falsos apóstoles] perteneció a nosotros [verdaderos apóstoles, a pesar de sus reclamos].

Además, ¡por favor note que el contexto inmediato demuestra que los que se apartaron de nosotros en el verso 19 eran falsos maestros, y no hombres laicos comunes, como serían llamados en nuestros días!

Para concluir, nosotros sabemos lo siguiente: (1) Si la interpretación de SSS de 1 Juan 2:19 fue correcta, entonces nosotros nunca podemos saber si alguien fue realmente salvo o sólo un Cristiano profeso que podría no ser salvo. Este punto ya se ha tratado y refutado con la Escritura.

(2) Si la interpretación de SSS de este verso clave es correcta, entonces ¿cómo pueden aun haber al menos dieciocho ejemplos Bíblicos de personas y tipos de personas que ciertamente experimentaron la salvación genuina, y luego se apartaron de Cristo al punto en donde ellos experimentaron la muerte espiritual, como ya se ha demostrado? ¡Esto es imposible or seria un imposibilidad!

Por tanto, al permitir que el contexto inmediato de 1 Juan 2:19 y estas otras Escrituras interprete este pasaje en cuestión, nosotros tenemos que rechazar la interpretación que hace SSS. 1 Juan 2:19 se refiere a los falsos maestros que se apartan y no permanecen.

Considere Esto…

En su libro, Seguridad Eterna (Eternal Security), el Calvinista fiel Arthur Pink escribió:

… de manera que se desapruebe la doctrina de la perseverancia final de los santos el Arminiano está atado a dos cosas: producir el caso de uno que verdaderamente nació otra vez, y luego demostrar que esta persona realmente murió en un estado de apostasía, porque a menos que pueda hacer ambos, su ejemplo no llega al grano.[24]

Pink estuvo parcialmente correcto y erróneo al declarar lo que él dijo. Mientras es realmente cierto que la perseverancia final de los santos (o SSS) está desaprobado si se puede demostrar un solo ejemplo de una persona en la Escritura que fue salvo una vez y luego se apartó y murió en esa condición espiritual, esta no es la única manera de desaprobar esta enseñanza!

Hay una segunda manera de refutar a SSS, y esta es a través de una enseñanza de la Escritura la cual declararía la posibilidad de que ocurra la pérdida de salvación según se encuentra en Romanos 8:13; 1 Timoteo 3:6; Gálatas 5:19-21; Revelación 22:19; etc.

Ya que se han demostrado en este tratado múltiples ejemplos de la posibilidad de perder la salvación, entonces SSS ha sido por lo tanto desaprobado de las Escrituras.

(Note: Pink admitió que ninguno de los otros puntos del Calvinismo han sido considerados para desaprobar la perseverancia de los santos.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s