El verdadero plan de salvación es arrepentimiento para con Dios y fe en Jesucristo (Hechos 20:21).

Probamos nuestro arrepentimiento a través de nuestras obras (Hechos 26:20). El Señor Jesús enseñó que el camino a la vida es“difícil” y sólo unos “pocos” lo encuentran (Mt. 7:13,14). Muchos se salvan, pero después se apartan. (Luc. 8:13; Jn. 6:66; 1 Tim. 1:19; etc.). En otras palabras, después de la salvación inicial debemos perseverar hasta el “fin” para entrar al reino de Dios y escapar del lago de fuego. (Mt. 10:22; Heb. 3:14; Apoc. 2:10,11). La vida eterna llega al arrepentido en el momento en que crée en Jesús para salvación (Jn. 3:16; 6:47; 1 Jn. 5:12,13), pero hay otro aspecto importante de la vida eterna del que muchos no están concientes en nuestro tiempo por las falsas enseñanzas de seguridad eterna. De acuerdo a la verdadera enseñanza de la gracia, la vida eterna es también una ESPERANZA (Tito 3:7), todavía por ser COSECHADA (Gal. 6:8,9) en el SIGLO VENIDERO (Marc. 10:30) sólo para aquellos que PERSISTEN EN HACER EL BIEN (Rom. 2:7) y NO SE DESANIMAN Y DAN POR VENCIDOS (Gal. 6:9).

Si una persona salva siembra para satisfacer su naturaleza de pecado, morirá espiritualmente (Rom. 8:13; Gal. 6:8,9). El hijo pródigo es un claro ejemplo de esto (Luc. 15:24,32). El resultado final del pecado es la muerte espiritual, así que NO SE DEJEN ENGAÑAR (Santiago 1:14-16).

Por la enseñanza de salvo siempre salvo, la gracia se ha enseñado como una licencia para la inmoralidad durante tanto tiempo, y sin respuesta, que cuando se citan Escrituras tales como 1 Cor. 6:9, 10 o Apoc. 21:8, son pasadas por alto, y se acusa al que señala la Palabra de Dios de que enseña legalismo, ataduras, obras, etc. ¡Esto demuestra cuán verdaderamente oscuros son los tiempos que estamos viviendo!

La pregunta de la PRUEBA DEL ACIDO para saber si un ministerio o iglesia local está enseñando una licencia para la inmoralidad, como lo condena Judas 3,4 es: ¿Permite la verdadera gracia ir al cielo a los sexualmente inmorales? ¡Si su respuesta es “SI”, evítelo como al virus del SIDA! Sentarse bajo la influencia de esta enseñanza podría significar que su alma y las almas de sus seres queridos terminaran eternamente condenadas como resultado. Auspiciar y promover ministerios y enseñanzas así es ser cómplice de las obras malignas (2 Jn. 9-11). ¡Esto incluye sus donaciones financieras! Escape de cualquier ministerio o congregación así y estimule a otros a hacer lo mismo antes de que sea muy tarde eternalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s