Archivos de la categoría ‘Mateo 13:33’

A continuación cito el texto en la Versión Reina Valera, seguido procederé a explicar el texto.

Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado. RVR.

El Señor Jesús comparó el reino a la levadura que una mujer tomó en tres medidas de harina. Al final todo quedó fermentado. Una interpretación común es que la harina es el mundo y que la levadura es el evangelio que será predicado por todo el mundo hasta que todos sean salvos. Esta perspectiva, sin embargo, queda contradicha por la Escritura, la historia y los actuales acontecimientos.
En las Escrituras, la levadura es siempre un tipo de maldad. Cuando Dios mandó a Su pueblo que eliminasen toda la levadura de sus casas (Éx. 12:15), ellos así lo entendieron. Si alguien comía algo leudado desde el primer día hasta el séptimode esta Fiesta de los Panes sin Levadura, había de ser cortado de Israel. Jesús advirtió contra la levadura de los fariseos y de los saduceos (Mt. 16:6,12) y contra la levadura de Herodes (Mr. 8:15). En 1 Corintios 5:6-8 la levadura es definida como malicia y maldad, y el contexto de Gálatas 5:9 muestra que allí significa falsa enseñanza.

En general, la levadura significa o bien mala doctrina o mala conducta.

De modo que en esta parábola el Señor advierte contra el poder impregnador del mal obrando en el reino de los cielos. La parábola de la semilla de mostaza muestra el mal en el carácter externo del reino; esta parábola muestra la corrupción interior que tendría lugar.
Creo que en esta parábola la harina representa el alimento del pueblo de Dios tal como se encuentra en la Biblia. La levadura es la mala doctrina. La mujer es una falsas profetisa que enseña y seduce (Ap. 2:20). ¿No es significativo que las mujeres han sido las fundadoras de varias sectas? Teniendo prohibido pòr la Biblia enseñar en la iglesia (1 Co. 14:34; 1 Ti 2:12), algunas han tomado desafiantemente el puesto de autoridades doctrinales y han adulterado el alimento del pueblo de Dios con herejías destructoras.

Por ultimo, si se suscita la objeción de que Cristo no iba a asemejar el reino de los cielos con aquello que es malo, será suficiente la respuesta de que Él asemeja el reino con aquello que incluye a la vez cizaña y trigo, que incluye peces buenos y malos, que incluye a un mal siervo (Mt. 18:23-32), que admite en su seno a un hombre que no tenía el vestido de boda y que estaba perdido (Mt. 22:1-13).

Anuncios